EXPECTATIVAS POCO REALISTAS COMO RESULTADOS DE SESIONES CON DÓMINAS PROFESIONALES.

23.04.2014 17:44

EXPECTATIVAS POCO REALISTAS COMO RESULTADOS DE SESIONES CON DÓMINAS

PROFESIONALES.

Fuente: www.akashaweb.com


Esto está basado completamente en mis propias experiencias. He conocido y jugado con

muchos sumisos que vienen a mí con mucha "experiencia real" (lo cual es bueno) - toda

con profesionales (lo cual puede ser malo, si desarrollan expectativas poco
realistas).

El objetivo de este artículo no es condenar a las dóminas profesionales o a los sumisos

que las visitan. Pienso que las profesionales proveen un servicio excelente y una válvula

de escape que se necesita mucho (recuerda, son Dóminas con un fetiche porque los

hombres se sometan a ELLAS - me gusta la idea de pagar por jugar). Pienso que es una

muy buena manera de probar el tema, intentar cosas nuevas, o tener una buena salida para

su energía si él no está dentro de una relación.

Sin embargo, creo que se desarrollan y refuerzan expectativas poco realistas, y un sumiso

podría encontrarse con una Dómina no profesional y tener conductas que interfieren con
su propio estilo de juego. La dominación no profesional se enfrenta con "desentrenar" al sumiso,

caso contrario podría ser que nunca "conecte" cuando juegan.

A continuación siguen algunos de los hábitos que desearía que los sumisos no hubieran desarrollado

al haber visitado profesionales:


1. Impaciencia

Los sumisos que están habituados a pagar para jugar tienen una gran ventaja. Tienen una ventaja

que yo desearía tener. Esto es, que pueden despertarse un día y decidir, "Quiero ser dominado
hoy". Hay días en que me despierto y decido "Quiero dominar a alguien hoy", pero no tengo
el lujo de tener un listado al que acudir, escoger a mi pareja y quedar. Reconozco que nunca sabes

qué podrías obtener, pero la gratificación instantánea es un buen detalle.

La gratificación instantánea no es el mundo real, sin embargo. Cuando tratas con
otro humano al que no se le pagan sus servicios, tienes que comprender que sus deseos (y nivel

de energía) no siempre combina con tus necesidades de sumisión. Aún más importante, presionar,

pinchar o demandar a menudo empeora las cosas. Créeme. En el mundo real, hace que tengas

menos posibilidades.


2. Agendas

Muchos sumisos se quejan de que no obtienen mucho de las sesiones profesionales

porque lo que realmente quieren es una mujer que los use para su placer, no para el de ellos.
Así que durante una entrevista previa, o durante una sesión, una profesional podría preguntar

qué es lo que desea el sumiso, y entonces el listará cosas y ella las hará. El se siente insastisfecho

hasta cierto punto porque le dijo lo que deseaba y ella entonces lo hizo.

Enrealidad, sumiso, si le dices a una dómina profesional que ella debiera hacer cualquier

cosa que desee y que tú sólo quieres complacerla, no te sorprendas si ella te pide que tomes

tu dinero y te vayas. Esto no es un desprecio hacia tí o hacia cualquier sumiso; la realidad

es que un perfecto desconocido no tiene la misma conexión que tienen dos personas que

mantienen una relación (ya sea un flirteo incipiente/atracción lujuriosa o un matrimonio).

Esta es una mujer que ha definido y desarrollado sus capacidades, y es una mujer de

negocios, y su objetivo es satisfacer tu fantasía a cambio de dinero. No niego que muchas Dóminas

se entusiasman con lo que hacen. Se entusiasman con los aspectos de control y de energía, pero

cuando estás con un desconocido y no sabes nada acerca de sus límites, miedos, o cosas que le

excitan, tienes que ir derecho al punto porque no puedes estasr horas, dáis, semanas, intentando

saber sus secretos a tu propio ritmo.

Las Dóminas no profesionales pueden hacer eso - no hay un reloj marcando el tiempo. Así que te

guste o no, acabas haciendo una suerte de lista de deseos. Lo cual está bien. Muchas profesionales

toman esta lista y la moldean dentro de su estilo, dejando un espacio para las cosas desconocidas,

haciendo tal vez que el sumiso se sienta más satisfecho.

Pero en realidad, un sumiso obtendrá exactamente lo que pagado por una sesión - si ella desea

obtener un negocio estable y desarrollar una relación positiva. Después de una serie de sesiones

puede que veas que las cosas se dan vuelta un poco, pero ten en cuenta que ella se arriesga a

perder un cliente (y comida en la mesa) si accidentalmente tira tanto de la cuerda que tú pierdes

todo el interés. Si su "perversión" es ver cómo te clavas agujas, no necesita ser una científica

espacial para saber que unas cuantas sesiones pagando $300 la hora clavándote agujas mientras

ella te observa es una forma infalible de que pierdas el interés.

Ella debe recordar que tu necesitas irte de ese sitio tonificado y encantado. Ahora, la Dominación

no Profesional, no es completamente diferente. Si mi perversión fuera mirar como un hombre se

clava agujas, también tendría que considerar una manera de mantener su interés si quiero volver

a jugar con él. Mientras que la Dómina Profesional tiene un interés en las ganancias económicas

(después de todo, este es su trabajo), la Dómina no Profesional tiene un interés en que SU juego

cuaje, y en mantener una relación con alguien con quien la lujuria, la adoración, el afecto y aún el

amor mútuo esté presente.

Los riesgos son muy superiores, en muchos casos, así que aún se ven muchas Dóminas no

Profesionales cediendo en sus deseos para complacer a su pareja. Pero aún así, y recuerda

mis palabras, la dómina no profesional casi siempre se hará cargo del control de la situación

y lo hará a su manera. Así que cuando nos cruzamos con un sumiso, habituado a informar sus

fetiches y que los satisfagan, acabamos enfrentándonos a un montón de expectativas. Muchos

sumisos que han estado con profesionales por largo tiempo acaban desencantados con su primera

sesión en la vida real. Especialmente si han desarrollado una relación de largo plazo con una

profesional que los conoce completamente. Porque está acostumbrado a salir de esa habitación

teniendo su fantasía completamente satisfecha con los mejores juguetes, los mejores disfraces,

y una mujer que él piensa que es lo más.

Las primeras sesiones con dóminas no profesionales suelen ser un golpe, llenas de altibajos y

emocionalmente más riesgosas.

Tienes que tratar con inseguridades y cuestiones que no están presente en un entorno profesional.

Tratas con cuestiones de potenciales rechazos (ambas personas pensando que no lo harán

adecuadamente), potenciales críticas ("Sé que esta persona tienes perversiones, pero qué pasa si

mis gustos son DEMASIADO pervertidos?") y más. Sin embargo, las recompensas en las sesiones

no profesionales son tan superiores a las que se obtienen en una sesión profesional, una vez que las

"perversiones" se trabajan adecuadamente. Porque tratas con vínculos emocionales que provienen de

algo mucho más profundo que un intercambio financiero. Y cuando se establece la confianza y se

trabajan las minucias, tienes la sensación real de que la dómina lo hace para ella - en sus términos -

y mientras podría asustarte hasta el infinito, es lo que siempre has soñado.


3. Real protocolo esterotípico

Las dóminas profesionales utilizan mucho de lo que se ha establecido en la literatura de Dominación

femenina y lo incorporan a sus escenas. Hacen esto porque esto es en que generalmente sus clientes

basan sus deseos - La mayría de los clientes han leído toda la mala pornografía, visto las malas películas

y han babeado ante una mujer vestida con la estética del tema. Aún si este no es "tu" caso, tienes que

darte cuenta de que hay miles de sumisos allí fuera viendo profesionales, y una enorme cantidad de ellos

no saben realmente cómo es una dómina en la vida real.

En la realidad, comprende, que las dóminas, en su gran mayoría, no se comportan de ese modo, ni desean

que su hombre se comporte de ese modo. Estoy haciendo aquí una afirmación bastante audaz, pero creo

que es cierta. Puedo listar varios "protocolos" que se utilizan y son reales en el mundo de fantasía de la

Dominación Femenina, y cuando hablo con mis Dóminas amigas casi siempre nuestros pulgares apuntan

hacia abajo. Si acaso, esperamos el derecho de escoger cualquier protocolo que nos haga vibrar, no un

sumiso que venga ya comportándose de maneras que no encontramos interesantes (sumisos, vosotros

llamais a esto "estar ya entrenado" - nosotras llamamos a esto "estar entrenado por otra persona".

Créeme, queremos establecer nuestras propias reglas, y lo más probable es que acabemos diciéndote

que olvides todos esos rituales. Después de todo, qué vínculo puede haber entre nosotros si tú estás

siguiendo rituales que una profesional te ha enseñado?).


Aquí hay algunos ejemplos:

1-Todo el tema "sí Ama, no Ama" Por favor, ya está bien. Hemos escuchado eso un millón de veces.

   En mi encuesta más reciente con Dóminas amigas, a más del 85% de nosotras ni siquiera nos gusta

   esa palabra, y cuando nos gusta, es:

   a) muy infrecuentemente

   b) cuando te decimos que la uses. Y aún a menos de nosotras nos gusta cuando la añades a

       CADA UNA DE LAS FRASES. Si eres tan amable, hazle un favor a y dómina no profesional y

      deja que te diga como desea que te dirijas a ella. Cuando esa profesional te dijo en una sesión el

      año pasado "Siempre debes dirigirte a mí llamándome Ama y debes dirigirte a todas las

      MUJERES SUPERIORES de esa manera", ella no te estaba dando una orden que debes de

      cumplir a rajatabla el resto de tu vida; estaba dándote una orden que ella sabía que te excitaría,

      porque tanta literatura con la que los sumisos aprenden está tan llena de esos rituales.


2.Ojos bajos, arrodillarse automáticamente, poses especiales. Nuevamente, estos son

   pequeños rituales que han sido machacados en los cerebros de los sumisos en la literatura que leen,

   pero en el mundo real son irrelevantes para una dómina no profesional a menos que ella sea la que

   ha hecho esas reglas. Piensa - qué conexión especial hay con un hombre que sigue reglas dadas por

   otra mujer?


3.Reglas de castidad y hacer preguntas "conducentes". Muchos sumisos piensas que todas las reglas de

   sumisión (o las que a ellos les gustan) se aplican para todos. Cosas como la castidad - decirle a una

   Dómina que apenas conoces que no eyacularás sin su permiso. Bien, mientras que es un bonito gesto,

   ella no obtiene mucho poder por obtener un "para tu información" y que tú te comportes según la

   conducta que has escogido seguir.


Un mal hábito que he visto al jugar es la tendencia de hacer preguntas conducentes. Pienso que hay algo

de impaciencia en ellas (probablemente porque estos sumisos están acostumbrados a que haya un reloj

funcionando y ellos realmente quieren tener ciertas necesidades satisfechas), y también que sienten que

ellos deben dar "pistas" a la Dómina acerca de las cosas que desean. Las típicas pregutnas conducentes

son las expectantes, "Qué deseas que haga ahora?" (lo cual en realidad pincha a la Dominate a hacer

otra cosa, cuando puede que esté contenta como está. Marca que el sumiso está listo para hacer otra

cosa y está presionando a la dómina, cuando puede que ella estuviera complacida así) o "Quieres

que me ponga pinzas en los pezones?" Creo que el nivel al cual las dóminas pueden aceptar o alentar

estas conductas varía; no dudo que hay dóminas a las que estas iniciativas les parecen convenientes

o admirables. Pero pienso que una buena regla es dejar que la dómina decida el ritmo de la escena hasta

que ella indique otra cosa, porque cuando comienzas a hacer preguntas conducentes parece que

stuvieras insatisfecho y presionando, y eso puede ser horriblemente distractivo para una mentalidad

Dominante.

En realidad, lo que hacen todos estos rituales y protocolos es crear un círculo vicioso de expectativas

y fantasías poco realistas para los hombres sumisos. Sostengo que una gran parte de la literatura sobre

Dominación femenina ha sido escrita por hombres, siendo así orientada hacia sus fantasías. Lo cual está

bien. Pero cuando los sumisos buscan Dóminas "reales", tienen que darse cuenta que estas mujeres no

son réplicas en cartón de las mujeres con que ellos fantasean. Nuestros estilos de dominación, antes que

nada, tienen un sabor muy diferente al que muchos sumisos esperan. Mientras tanto, el entorno

"Dominación Femenina Profesional" florece, pero al mismo tiempo refuerza muchas de estas fantasías

poco realistas. Después de todo, si pagas por eso, debieras de obtener lo que realmente deseas. Pero

una no profesional no satisfacerá tan ansiosamente lo que tú consideras tus fantasías más explosivas;

ella harás las cosas - después de todo - por ella misma tanto (si no más, en muchos casos) como lo hará

por tí. Así que no puedes esperar que se comporte como en la literatura de dominación femenina que los

hombres han escrito.

No importa cuantas veces tus sesiones  con una profesional se hayan acercado a la perfección y te hayan

hecho decir "wow" - cuando salgas de allí no pienses que "ella ha sido la Dómina más excepcional que

alguna vez haya encontrado", piensa en la transacción financiera que ha ocurrido y en cual debiera ser

tu interpretación real: "Wow, ella ha sido la mejor vendedora que haya conocido jamás". Ella estaba

vendiéndote un servicio - y cuanto mejor sea el trabajo realizado, más efectiva es una mujer de negocios -

y más prosperará su negocio.

En el mundo real, tu fantasía no siempre se realizará en la manera exacta en que la deseas.

Se realizará en la forma en que ella lo desea - sazonada por el placer y excitación que ella escoge

darte. Demonios, a veces se realiza mal, o incorrectamente, para una o ambas personas.

Al menos, hasta que la trabajan y encuentran su ritmo. Pero, es más intenso porque la relación está

basada en emociones más poderosas y no en intereses financieros.

Si has estado viendo profesionales y encuentras que las experiencias son insatisfactorias, me aventuraría

a conjeturar que no estás hecho para la escena profesional y lo que falta para tí es la realidad y el saber

que tu sufrimiento, desamparo o humillación es realmente para satisfacer a alguien más, y no sólo a nivel

profesional.

Si has estado viendo profesionales y piensas que es la cosa más extraordinaria del mundo pero también

quieres encontrar una dómina no profesional, por favor recuerda las cosas que he mencionado arriba antes

de comenzar a jugar con ella. Sobretodo, controla tus  expectativas y comprende que puede que no

obtengas todo lo que deseas, y comprende que esto es un proceso que requiere tiempo para construirse.

y mientras que una Profesional puede realizar tus fantasías en dos horas y dejar tu cabeza dando vueltas

por una semana, considera las horas incontables y el vínculo emocional que hay en una relación no

Profesional, y cómo eso algún día se transformará en una experiencia más intensa y más gratificante

emocionalmente para ambos.


FUENTE: http://sumision.blogspot.com/