JUEGO DE PODER Y SOMBOLOS

20.04.2014 21:33

JUEGO DE PODER Y SOMBOLOS. 

 
En BDSM existe una necesidad de asumir el juego de poder en el erotismo,

aunque entre todo tipo de relación entre dos personas que interactúen hay

que negociar las diferencias, donde si se evitan o niegan los conflictos, se

produce la distanciación emocional, el resentimiento y a menudo un cuerpo

tenso y a la defensiva, pudiéndose ignorar fijando y manteniendo rígidamente

roles claros. Una persona domina y la otra se somete; es automático. Aunque

muchas relaciones se estructuran de esta forma, muy pocas parejas están

verdaderamente satisfechas con tal inflexibilidad. Incluso aquellos que de forma

consistente se inclinan por un papel u otro eventualmente desean la libertad de

cambiar de la posición asignada de vez en cuando. Para tener iniciativas creativas

debemos sentir que nuestros deseos, decisiones y acciones tienen algún efecto.

La gente que ve al poder solamente en forma negativa es incapaz de dejar atrás los

planteamientos infantiles y enfrentarse al mundo de deseos en conflicto. Para el

funcionamiento eficaz en las relaciones entre adultos es necesario darse cuenta de

que todos somos capaces de utilizar el poder tanto creativa como destructivamente.


Otra manifestación sería la incapacidad para examinar el papel de los intercambios de

poder en nuestra esfera sexual. La investigación de los factores que juegan entre el poder

y el erotismo es importante para los practicantes del placer anal, debido a que, al menos en

la imaginación pública, la penetración anal está ligada claramente a la dominancia y la sumisión,

lo cual estimula a pensar y discutir acerca de la multitud de maneras en las que el erotismo anal

puede positiva o negativamente interrelacionarse con la dinámica de poder en nuestras relaciones,

fantasías y estilos eróticos.Un símbolo de poder puede ser prácticamente cualquier característica

física o rasgo de la personalidad a través del cual una persona invierte en poder o toma poder de

otra. Muchos de nosotros intentamos compensar nuestras debilidades aparentes o percibidas

jugando con ventaja con nuestros puntos fuertes, en ocasiones con tal sutileza que incluso nosotros

mismos no nos apercibimos de que lo estamos haciendo.


Pero otros, de forma deliberada, manifiestan abiertamente su vulnerabilidad; prefieren ver a sus

parejas como más fuertes o superiores. Todo ello se complica al máximo si tenemos en cuenta

que la percepción puede ser la contraria. Puede haber tanto riesgos como beneficios cuando se

expresa este proceso de forma más consciente. Así pues abriendo nuestros ojos a la dinámica

interior de las relaciones interpersonales de poder, podremos abrir el camino a una interacción

más honesta, con menos manipulaciones escondidas. Además, hablar activamente y de forma

abierta del lenguaje simbólico del poder, puede permitir usar este mismo lenguaje de forma

deliberada para el enriquecimiento erótico.


FUENTE: http://sominasharine2.blogspot.com/2009/05/juego-de-poder-y-simbolos.html