LA FILOSOFÍA Y PARADOJAS DE LA DOMINACIÓN / SUMISIÓN

23.04.2014 23:15

LA FILOSOFÍA Y PARADOJAS DE LA DOMINACIÓN / SUMISIÓN


Esto será usualmente apelado por las mujeres que están lo suficientemente maduras para entender que la

intimidad no es física... sino mental y emocional, las mujeres que entienden la diferencia entre el poder y la

fuerza, y que son lo suficientemente fuertes que están dispuestas a revelarlo al hombre correcto, sus

vulnerabilidades, debilidades, e inseguridades, para que el pueda aceptar, querer y protegerlas.

Esto debiera ser un Dominante, Él (asumiendo que es un hombre el que es el Dominante, aunque esto no

es siempre así) tiene el poder y la responsabilidad de la sumisa. Estas responsabilidades incluyen el placer

de ésta, conociendo y haciendo lo que a ella hace feliz, alentándola para ser mejor, ayudándola a alcanzar sus

metas y sueños, etc. Él no trata de moldearla dentro de su preconcebida imagen de lo que ella debería de ser,

en su lugar la ayuda a florecer dentro de ella la completa y maravillosa persona que es. Él sabe que es lo mejor

de ella, qué quiere, y qué es lo mejor para ella porque ellos tienen una comunicación totalmente abierta y

honesta.

El Dominante debe respetar los consejos y puntos de vista de la sumisa, pero la última decisión es de Él. Esto

asume que el dominante no toma decisiones basadas en su ego o emociones, Él lógicamente resuelve cual es

la mejor decisión. Si el Dominante hace algo que lastime a la sumisa, ella deberá de estar dispuesta a decirlo

de manera informativa, no de ataque. Como frecuentemente he dicho, para la relación de trabajo, ambos lados

deben respetarse, no atacarse y confiar en el otro lo suficiente para no asumir que se está haciendo un ataque.

Ese derecho, que es una forma de romper la comunicación, es lo que causa la mayoría de los problemas.

El Dominante debe ser lo suficientemente seguro y fuerte para admitir cuando comete algún error. Los

Dominantes no son dioses, ellos cometerán errores, pero si la premisa básica es que exista respeto y

confianza de ambos lados, entonces el error será honesto. Los dominantes deberán de tener el control para

construir en la sumisa el deseo de obedecer, no de temer.

Esencialmente, los Dominantes tienen el poder y ellos lo usan para hacer la vida de la sumisa más completa,

feliz, no para abusar de ella. En realidad, la forma de que esto funciona es que el Dominante actúa más como

líder de la discusión que como una persona que toma decisiones arbitrariamente. Mediante la conducción de la

sumisa a través de una discusión balanceada, incluyendo partes del asunto que la sumisa no esta dispuesta a

encarar, entonces la sumisa puede tomar la decisión correcta por ella misma. Usualmente el Dominante puede

ver a menudo cosas que la sumisa no ve o no quiere admitir, porque él conoce a la sumisa tan bien ( debido a

la relación abierta y honesta y la intensa intimidad que la sumisa brinda). Una vez que la sumisa toma la

decisión, el Dominante la soporta, y posiblemente la ayude a estar "motivada" (mucha maneras maravillosas de

hacerlo) en implementar la decisión.

La llave para el Dominante de entender, es no enfocarse en qué es lo que la sumisa quiere, y ayudarla a

conocer sus necesidades. Él debe también de tratar de entender la diferencia entre qué es lo que ella quiere

y trata de decir, aún cuando ella esté empezando a abrirse y ser honesta, para ella será frecuente expresar lo

que quiere, pero el Dominante deberá estar a la altura para descubrir y entender lo que ella necesita.

La sumisa debe obedecer a su Amo, y esforzarse para complacerlo, por una razón especial: Porque eso la

hace feliz (esto asume que ella confía y le respeta).

Advierto que lo que he dicho debe estar entre la cosas que le deben de complacer al Amo - estimulándola a

que sea la mejor, ayudándola a alcanzar SUS metas y sueños. Así, ella es motivada a hacer lo que ella debe

hacer, ahora por DOS razones, primero es lo que ella quiere hacer, y segundo porque complacerá a su Amo.

Desde que hay comunicaciones abiertas (las cuales demando), si las sumisas tienen un problema con

cualquiera de las cosas que su Amo diga, o cualquier cosa que ella le diga a El, ella se deberá sentir libre

en decirle a su Amo su opinión y pensamientos, y confiarle a que El tome una decisión justa.

La mayoría de las sumisas comienzan con lo que se puede llamar personalidades divididas, algo de

personalidad dominante imperiosa, y una personalidad de pequeña niña sumisa la cual está escondida. Un

buen Amo primero construye un ambiente donde la sumisa pueda dejar salir la personalidad escondida y

sentirse segura haciéndolo.

Esto permite que la sumisa se explore a si misma, a sus deseos y fantasías. Porque el Amo acepta TODO de

la sumisa, incluyendo la personalidad escondida (actualmente si ellos son como yo, son atraídos por esa

personalidad), ella debe fortalecer su personalidad escondida y no verlo como un defecto o una debilidad.

Uno de los puntos importantes en una relación D/s es la aceptación. En una batalla de voluntades no aceptas,

sino se lucha por ganar. Si alguien expone una debilidad, tu la explotas para ganar. De esa manera, ambos se

siente inseguros porque tienen una personalidad "secreto" que ellos esconden y si sienten amenazados por

ello.

Otro punto clave en todo esto, como es en cualquier relación, es la comunicación de ambos lados. La

franqueza en una relación D/s es lo que hace falta en la mayoría de los matrimonios. Primeramente, la

franqueza y la constante expresión de tus pensamientos y sentimientos no es una manera de atacar a la

pareja quien esta preocupado con ellos construyendo la intimidad de la mente. La intimidad mental es

mucho mas poderosa en la unión que la intimidad física. Esto es porque las relaciones cyber/larga distancia

pueden ser tan intensas y van tan rápido, porque todo lo que haces es comunicarte, con reuniones físicas

ocasionales. La intimidad mental también dirige el SEXO MENTAL. Sexo mental es la habilidad de hacer tener

a la sumisa un orgasmo sin NINGUN contacto entre ambos, incluyendo sin masturbación.

Solo tu mente, su mente, y tu voz. Esto crea un nuevo nivel de intimidad.

Desafortunadamente, en la mayoría de las relaciones, debido a que es una batalla de voluntades, tu no quieres

abrirte completamente por temor de dar algo que el otro lado puede usar en tu contra. De ese modo es como la

batalla continua, la comunicación y la franqueza desaparecen, y asi la intimidad de la mente, si ésta realmente

alguna vez existió.

La gente a menudo confunde la relación D/s con una controladora. Mi creador en leyes es un ejemplo de una

relación controladora. El hombre es un controlador, donde él tiene los controles solo para tener control y no se

preocupa realmente de todo por el bienestar de su pareja.

Generalmente, el controlador es tan inseguro que él tiene que demostrar control sobre todo, así es como el

controla usando el miedo (un Amo construye el deseo de obedecer, no temer). La mujer dócilmente obedece

fuera del temor (no abuso físico, pero si algún abuso emocional) y "por el bien de los niños" aunque los niños

ya se hayan ido. Su espíritu se habrá roto y ella sobrevivirá haciendo las cosas a sus espaldas. Sus hijos le

dirán que lo deje, pero esa no es la manera de su generación. Muchas piensan eso es lo que significa ser una

sumisa. No lo es. Es ser débil, por su constante dar y nunca recibir. Yo personalmente creo en una verdadera

y completa relación, ambos lados reciben mucho más que lo que ellos ponen, por que razón hay que estar en

la relación si tu no obtienes ningún beneficio de ella Concluyendo - la relación D/s es un círculo donde ambos

lados se concentran en una reunión de necesidades y deseos de otros diferentes a sus propios papeles. Si

uno consigue placer de satisfacer a su compañero, y éste es verdadero de ambos lados, entonces la relación

es construida en una sola voluntad, no en dos, y los conflictos (asumiendo como siempre que tu has elegido

al compañero correcto) serán mínimos. La relación le proveerá el beneficio de tener a alguien con el que

pueda intimar (mentalmente)  VERDADERAMENTE, y ganando fuerza que proviene de exponer sus

debilidades percibidas y tener sus debilidades consolidadas, cuidadas y convertidas en fortalezas. Esto no

es acerca de control, es acerca de comunicación e intimidad mental La paradoja del Amo es que entre

más se concentre el Amo en controlar, menos controlará. Por lo tanto El necesita concentrarse en construir

deseo, porque él debe controlar haciendo el deseo de obedecer tan fuerte que la sumisa hará cualquier cosa

para complacer y tener ese deseo satisfecho. El Amo necesita conocer las necesidades, deseos, y

placeres de la sumisa, tal como la sumisa esta haciendo por el Amo. (Un círculo). Por lo tanto la sumisa

también tiene control directamente diciendo no al compañero o usando la palabra de seguridad, o

indirectamente mediante la comunicación de sus necesidades, deseos y placeres sea por un gemido, un

quejido, una reacción del cuerpo o palabras. (Otro círculo)  La paradoja de la sumisa es que entre

más control ella use (a través de la comunicación), mas control le da al Amo, y entre más control mas libertad

gana. Al final, ella necesita el poder del Maestro para fijar su libertad y poder dejarse ir, perdiendo control y

aun ser segura y apreciada, donde el placer del Amo se convierte en su placer más grande y más grande es

su deseo de ser usada para ese placer.  En última instancia, lo que ella busca es esa paz interior que proviene

de SENTIRSE total y absolutamente vulnerable, y SABERSE completamente segura y apreciada. La

libertad proviene del poder increíble de la sensación - poder no basado en una imagen solamente sustancial.

-El poder que no se basa en QUÉ es el, o QUÉ tiene sino en QUIÉN es él. Es un poder balanceado basado

en su propia perspicacia y habilidad de despertar que haga su sensación y exprese su vulnerabilidad, y

basado en su carácter, fuerza de voluntad, principios y creencias de que ella será libre y apreciada. Una vez

más, acerca de lo que los Amos buscan o deberían buscar - El debe buscar una mujer fuerte que él pueda

hacer vulnerable, simplemente permitiéndole ser ella misma. El mayor contraste es el mejor. Su fuerza es

necesaria para que él pueda respetar, admirar, confiar y depender en la terminación el círculo. Su

vulnerabilidad es necesaria para que pueda inspirar dulzura.


FUENTE: Desconocida.