LOS LIMITES

23.04.2014 19:58

LOS LIMITES.


En toda relación de D/S, los límites son un componente fundamental,

ya que sin ellos estaríamos faltando a los principios básicos que

gobiernan el BDSM (Sano/Seguro/Consensuado). Los limites, en buena

parte, dependerán del nivel de cada uno de los participantes, y sobre

todo, en la confianza que se tenga en el compañero. Por ello, es normal,

que al iniciar una relación, se establezcan unos limites, que al cabo del

tiempo, pueden ser superados. A estos límites, se les llama Soft Limits,

y son aquellos que en base a la confianza ganada, y a la comunicación,

caerán con el tiempo. Ante este tipo de límites es necesario que la persona

dominante adquiera una actitud positiva, de complicidad, de estima y

compresión hacia la persona sumisa, ya que esta, está dando un paso

importante y requiere de todo el soporte emocional posible. Un fracaso o

contratiempo cuando se flanquean estos limites nunca deben ser

acompañados por actitudes negativas. El dominante debe dar todo el

soporte y ánimo y jamás debe forzar a superar ese límite si la persona

sumisa no se siente con el suficiente ánimo o valor. Las actitudes positivas,

afianzaran la relación, a la par que reforzaran los lazos de confianza y

Ayudaran a superar los limites.

Por contra, están los límites duros, o Hard Limits, los cuales no se podrán

superar como los anteriores. Este tipo de límites vienen a ser aquellos,

en los que bajo ninguna circunstancia, el sumiso o dominante tendrá la

confianza suficiente para superarlos. Pueden ser motivados por ejemplo,

por enfermedades, que hacen inviable y inseguro superarlos.

Tendemos a relacionar los límites exclusivamente a la persona sumisa,

pero también existen para la persona dominante y la parte sumisa debe

respetarlos y acatarlos, puesto que estos pueden ser considerados de

entrada, como Hard Limits.

Es aconsejable para toda relación D/S, que los límites queden reflejados

por escrito en el contrato de sumisión. Para aquellos límites Soft que

hayan sido superados con éxito, será necesario reflejarlos con la

consiguiente modificación en el contrato.

FUENTE: http://miinsectoinsignificante.blogspot.com/2007/10/los-lmites.html