NORMAS GENERALES PARA EL ADIESTRAMIENT DE LOS/LAS SUMISOS/AS

17.04.2014 15:33

NORMAS GENERALES PARA EL ADIESTRAMIENTO DE LAS 
SUMISAS/OS

(Por motivos de
comodidad vamos a obviar poner femeninos o masculinos, y nos referiremos
siempre al esclavo sea hombre o mujer)

1- El esclavo en adiestramiento debe contestar a cualquier
pregunta que se le haga por su Amo o mentor, de forma completa, abierta y
honesta.

2-  Los esclavos deben obedecer siempre a su
Amo/adiestrador de la forma mejor en la que puedan para complacer a su señor en
todo momento. Si se duda qué es lo que se espera de uno, entonces debe
preguntarse respetuosamente para que sea aclarado.

3- El esclavo debe escribir un diario detallado incluyendo
cualquier pensamiento sexual o experiencia o sentimiento, dentro o fuera del
adiestramiento, y ponerlo a disposición del Amo/adiestrador.

4- El esclavo debe preocuparse por su buena salud. Esto incluye,
aunque no está limitado a:

    . No fumar en exceso

    . Comer correctamente y con moderación

    . Ejercício diario (30 minutos mínimo)

    . Sueño regular (8 horas mínimo)

5- Los esclavos no deben satisfacerse sexualmente, ni permitir
otras relaciones sexuales sin el permiso expreso de su Amo/entrenador.
Esto incluye, aunque no se limita a :

     . Masturbación

     . Besuqueos o Magreos

     . Sexo oral, anal o vaginal

     . Sexo cyber o telefónico

NOTA: el esclavo debe estar preparado, en todo momento, para ser
usado por su Amo/adiestrador.

6- El esclavo no está autorizado a hacer ninguna modificación de
su aspecto externo, a no ser que se le haya dado permiso expreso. Esto incluye:

     . Cortes de pelo o cambios de color

     . Piercings y tatuajes, incluso los
tatuajes temporales

     . Afeitado o depilado del vello púbico

     . Cirujía estética

NOTA: El esclavo deberá hacerse toda aquella modificación que le
exiga su Amo/adiestrador, salvo aquellas expresamente reflejadas en el
contrato.

7- El esclavo siempre obedecerá las normas que su
Amo/adiestrador le especifique para situaciones de bondaje, movimientos,
posturas específicas.... y lo hará con esmero y corrección.

8- El esclavo debe confesar cualquier desobediencia de
estas reglas o de sus obligaciones en seguida y con total sinceridad.

9-  El esclavo debe soportar el castigo que su
Amo/adiestrador le ponga, cualquiera que sea, por no seguir estas reglas
hasta el límite que se haya pactado por contrato.

10-   Estas reglas no tratan en ningún modo de alterar lo
que se ha pactado en el Contrato entre el esclavo y el Amo/adiestrador siempre
teniendo en cuenta que estamos jugando con las normas de sano, seguro y
consensuadado

La confianza es una de las piedras angulares para que una relación
BDSM tenga éxito. Si existe confianza, a pesar de cualquier cosa que pueda
suceder, las emociones, el cuerpo, e incluso el alma permanecerán a salvo de
las consecuencias. La confianza es lo que permite que dejemos nuestra vida en
manos de la otra persona, cedamos el control de forma segura y feliz. La
confianza nos permite experimentar un mundo inimaginable y gozar de la fuerza y
la calma que esto proporciona. Es, probablemente, una de las emociones más
fuertes que podemos experimentar o dar.

La confianza nace de la creencia en uno mismo y en el otro. Nosotros basamos la
confianza en el conocimiento y el sistema de valores que tenemos, y a través de
ella tomamos las decisiones que nos parecen más acertadas.
Aprendemos a confiar porque queremos ser mejores de lo que somos, porque
queremos aprender y crecer dentro de la relación. La confianza nos permite
sentirnos cómplices y amantes, nos conduce al respeto y a creer en lo que el
otro dice y hace. La confianza y el respeto generalmente van de la mano, es
algo que se gana, no se puede pedir ni exigir. Debemos recordar que uno debe
confiar en sí mismo, para poder esperar que los demás confíen en nosotros.

La confianza en el mundo de BDSM es radicalmente diferente que en cualquier
otra faceta de la vida. En un contexto convencional, la confianza en el otro,
implica que la otra persona no nos dañará emocionalmente, que nos será fiel, y
siempre nos respetará. El traicionar esa confianza, es algo sumamente doloroso
y generalmente conlleva un cambio profundo en la relación e incluso el fin de
la misma. En el estilo de vida BDSM, la confianza en el otro, representa un
compromiso mucho más fuerte y profundo, y la quiebra de esa confianza puede
tener resultados imprevisibles. En una relación convencional, hay un
compromiso, pero también hay generalmente, una "reserva emocional" de
algún tipo. En el estilo de vida BDSM , el compromiso es más profundo e intenso,
y raramente existe ninguna clase de reserva emocional que pueda salvar la
situación si la confianza se rompe, ya que el mundo BDSM implica también la
confianza física. En un contexto convencional, cuando un esposo pretende
estrangular a su pareja es considerado un abusador y encarcelado, mientras que
un Dominante puede gozar con esta práctica y su sumiso confiar plenamente en
él; si un esposo convencional, amenaza con un cuchillo a su pareja, puede que
el resultado sea mortal, sin embargo cuando lo hace un Dominante con su sumiso
se trata de un juego, basado en la confianza y el consentimiento mutuos . Esto
representa una confianza más allá de cualquier duda y es el regalo más grande
que un sumiso puede hacer a su AMO.

Es fácilmente deducible pues, por qué la traición de esta confianza en el mundo
BDSM, es algo grave y potencialmente devastador. La confianza en el otro debe
ser absoluta y sin reservas. Generalmente esta confianza ciega está justificada
y se deposita en la persona adecuada, y si en algún momento esa persona falla,
recuperar la confianza es difícil, pero no imposible, siempre que exista
compasión, cuidado y preocupación por una parte y comprensión y aprendizaje por
otra, para que no vuelva a suceder nunca más.

La confianza en el otro, es una experiencia profundamente personal, que
depositada en la persona adecuada, puede enriquecer y ser una de las
experiencias más satisfactorias de nuestra vida.
La confianza es algo que nace y vive en el corazón y traicionarla es algo
demasiado profundo como para jugar con ella.

 

"Lo que me
preocupa no es que me hayas mentido,
sino que, de ahora en adelante,
ya no podré creer en ti."
F.W. Nietzsche

 

A.S
Autora: adnil
Fuente: Un Rincón del Paraíso