PRIMERA ESCENA

19.04.2014 14:36

PRIMERA ESCENA.

 

Fuente: www.akashaweb.com


 

Lo más importante acerca de tu exploración de la dominación es
  que la disfrutes. Esto significa que desarrolles tu estilo alrededor de las
  cosas que te gusten.


 

Mi primer hint: Cuando consideres cómo será tu primer juego, no
  pienses en lo que él quiere, piensa en lo que tú quieres.


 

A continuación listo algunos conceptos básicos para que tu
  imaginación empiece, y de allí podrás desarrollarte los tuyos propios.
  Después te diré las mejores formas de hacerlos realidad.


 

**


 

Para la primera vez, aquí van algunas sugerencias:


 

1) Hacerlo corto: Tal vez 20 minutos.


 

2) No usar juguetes, disfraces o roles. Sé tú misma.


 

3) Desechar cualquier cosa que tu socio desee que le hagas


 

No es gracioso? Está tan en contra de lo que se les enseña a las
  personas (especialmente a las mujeres): complacer a los demás, dar lo mejor
  de tí misma. He mencionado varias veces que esta es la línea de pensamiento
  que lleva al camino de la dominación, por lo menos inicialmente. El objetivo
  ahora mismo no es que te conviertas en la perfecta dominatriz que puede hacer
  todo lo que lo vuelve loco y ADEMAS disfrutar al mismo tiempo.


 

El objetivo es hacer la esencia de la dominación divertida y no
  intimidante. Sexy y no loca. En tus términos, no en los de él.


 

**


 

He leído muchos artículos para mujeres sobre dominación, y lo
  siento por las pobres damas que lo leen. En tu primer exploración ya te dicen
  cómo vestirte. Te dicen que uses palabras como "Ama" y
  "Esclavo".


 

No voy a decirte que te vistas como dicen, te compres una fusta
  y le digas a tu pareja: de rodillas, gusano. No voy a decirte que el
  protocolo correcto de dominación es que tu "esclavo" debe llamarte
  "ama", pedir permiso para mirarte, arrodillarse todo el tiempo y
  mantener su cabeza baja.


 

Sabes que son estas cosas? Son protocolos desarrollados
  principalmente por hombres a través de los años para llenar sus propias
  fantasías. Más adelante puede que encuentres que algunos de estos trucos son
  útiles y puedes adoptar algunos, pero te lo digo ahora: NO IMPORTA LA ROPA
  QUE USES, QUE PALABRAS UTILICES, O QUE JUGUETES TENGAS, lo que hace a una
  mujer realmente erótica y cautivante es su actitud y diversión en el juego.
  Así de simple. Y el mayor fallo es que cuando tomas una mujer, no importa
  cuan aventurera sexualmente hablando sea, la vistes con ropa de rol, le das
  una fusta y le dices que comience a usar palabras locas para dirigirse a su
  pareja y a ella misma, ella no va a estar cómoda y no va a divertirse. Y no
  le parecerá dominante a ella misma, ni a él. Será una sesión forzada que
  contenga todos los elementos, pero después ambos se sentarán y dirán "no
  pareció...real".


 

Así que arroja todo eso por la ventana.


 

Y con ello, arroja el estereotipo de que las dominantes son
  putas. Puede que desafortunadamente te hayas introducido en la dominación
  femenina a través de libros o películas. Estas personalidades se desarrollan
  de acuerdo a la imagen de poder femenino desarrollado por hombres.


 

Créeme, cuando desarrolles tu propio estilo, serás cien veces
  más efectiva (y lo disfrutarás) si no intentas encajar en el modelo
  "puta". La mayoría de nosotras no somos de esa manera. Lo que
  comunica poder y dominación no es la forma es que usas lenguaje sucio o
  azotas a tu hombre.


 

Considera por un momento las actitudes de una mujer de la VIDA
  REAL que sea considerada poderosa, sexy y fuerte - ya sea en los medios o en
  películas. Las mujeres poderosas son generalmente aquellas que confían en sí
  mismas. Las mujeres poderosas sexualmente no son putas en serie, son mujeres
  que se sienten cómodas con su sexualidad y saben el poder que les da. Hablan
  suavemente y son seductoras.


 

Mis modelos de mujer dominante cuando tenía 12 o 13 años eran
  mujeres como Gatúbela y las mujeres villanas de películas de espías. Ves a
  esas mujeres gritando y ladrando a sus hombres o llamándoles gusano? No.


 

Mi instinto me decía que las mujeres poderosas eran sexies pero
  mantenían su femineidad. Me admiraba ver cuán calculadores eran, y como
  parecían obtener atención y obediencia a través de su sexualidad.


 

Encontramos nosotras - como mujeres - estos personajes de pelis
  porno de dominación sexies y poderosas? No. Si eres como yo, piensas que esos
  modelos simplemente dan risa.


 

Y aún así, aquí están nuestras parejas, pareciendo perritos
  hambrientos. Simplemente parecen no tener bastante.


 

Bueno, tengo novedades para tí. No tienes que ser como esas
  mujeres de los libros y pelis.


 

Vas a ser un tipo de mujer dominante completamente diferente. Y
  será más poderoso y efectivo de lo que puedas imaginarte, porque será real.


 

**


 

Ok, entonces ahora que he hecho que arrojes todos los
  estereotipos por la ventana, puede que estés preguntándote qué es lo que SI
  hace que parezcas dominante, te sientas dominante y disfrutes la dominación?


 

Para tu primer experimento, te sugiero que pruebes cómo se siente
  estar en control. Tu pareja, en este punto, debiera conocer las reglas de tu
  exploración (y más importante, dejarte hacer tranquila y a tu ritmo).


 

Si miras al principio, verás que la dominación no comienza
  cuando comienzas a "jugar" con tu socio. Comienza cuando la rueda
  comienza a dar vueltas en tu cabeza y cuando plantas la semilla en su mente.


 

Hablé anteriormente sobre la naturaleza calculadora que he
  encontrado en mujeres que admiraba por su energía sensual y dominante. Ser
  calculadora me ayuda a estar trabajada antes del gran momento. Cuando te
  sugiero que comiences a ser calculadora, quiero decir que debes usar la
  excitación y atracción que él te provoca y usar esa energía para ponerte a
  tono.


 

Como se hace eso? Bueno, yo lo hago mayormente a través de la
  fantasía, o pensando lo que me gustaría hacer con mi socio cuando estemos
  juntos y solos. Sé que será en mis términos, así que el límite es el cielo.
  Imagino las cosas de él que encuentro irresistibles, y pondero cómo haré para
  que reaccione de esa forma.


 

Espera hasta que tengas uno de esos días en que realmente deseas
  a tu pareja. Entonces no hagas nada al respecto. En cambio, utiliza esa
  energía para motivarte, para construir tu camino. Cuando tengas uno de esos
  días, no tengas sexo apasionado. Sólo obsérvalo y fantasea sobre lo que te
  gusta de él sexualmente.


 

Después, dale una señal acerca de cómo te sientes. Te
  sorprenderá su reacción, estoy segura. Cuando lo hagas, hazlo sin reservas y
  sin aviso. Llámalo y dile que realmente deseas estar con él. Dile que estás
  pensando como harás que el te plazca.


 

Probablemente el querrá saber más detalles. No le des ninguno.
  Dile que tiene que esperar y ver. Ninguna pista, nada. Dile que después él
  estará haciendo lo que tú quieras para complacerte. Si comete el error fatal
  de los sumisos de intentar presionarte para obtener información (por ejemplo
  diciéndote cosas como "debo traer mis juguetes?" o "quieres
  que me ponga tal ropa?" o "hay algo que pueda hacer por tí?" o
  "qué debo hacer el resto del día?" o "cómo puedo complacerte
  ahora?"), no te sientas presionada, o sientas que tienes que responder.
  Este es un error muy frecuente en sumisos ansiosos. Se excitan tanto que no
  se dan cuenta que boicotean la verdadera dominación. Presionan, manipulan y
  corren. Ignóralo. Déjalo hacer todas sus preguntas y luego di simplemente
  "te veré por la noche". Después, cuando la escena esté hecha, dile
  que no debiera estar haciendo ese tipo de preguntas cuando estás dominante.
  Debes quebrar esos malos hábitos.


 

Ahora, volvamos a su reacción después del llamado.


 

Créeme, su cabeza dará vueltas todo el día. Y probablemente te
  excitará saber que le has hecho eso.


 

Ese sentimiento - el conocimiento de que tu acción provocó una
  determinada reacción en él - es la base de la dominación. Ya te diviertes, y
  nunca has tenido que coger una fusta.


 

**


 

Tu primer escena con tu pareja debiera ser más de lo mismo. Tus
  acciones causando sus reacciones, y tu entendimiento de que eres tú la que
  presiona todos los botones.


 

Presionar botones puede ser divertido. Es divertido hacer
  reaccionar a un hombre. Piensa en un ejemplo en el que llevas algo que a él
  le gusta y te mira fijamente toda la noche. No usarías ese vestido para
  obtener esa reacción de tus amigas o familiares, esto tiene que ver con la
  interacción sexual. Tú haces algo. El reacciona. Tú te aceleras por tener ese
  control.


 

Esa noche cuando vuelva a casa, dile que se quite la ropa. Esta
  es tu primer orden de dominación. No ladres, no te pongas las manos en las
  caderas y trates de ACTUAR de manera dominante. Sólo usa tu propia voz, tu
  propio tono, y tu propio estilo.


 

Si él duda o comienza a hacer preguntas, repite la misma frase.
  Habrá alguna reacción, estoy segura. Shock, excitación o ansiedad.


 

Todo con una frase tuya. Y no has tenido que ponerte nada de
  látex.


 

Si lo encuentras más sexy en boxers, o medio vestido, o
  totalmente desnudo exceptuando sus zapatos, díselo. Del modo que encuentres
  más sexy, hazlo desnudarse hasta ese punto. Algunas mujeres prefieren la
  desnudez total frente a ellas. Para mí, prefiero un hombre sin camiseta pero
  con pantalones y cinturón. Eso me produce sensaciones muy primitivas.


 

Durante este tiempo, considera lo que sientes y piensas. Si te
  inundan pensamientos del tipo de si él esta disfrutándolo o no, deténlos. Si
  te distraes pensando si lo estás haciendo bien o no, detén eso, también. No
  hay camino equivocado.


 

Esto se trata de hacer algo para tí. Así que piensa en las cosas
  de él que te excitan a tí. Qué es lo que quieres de él. Qué bien te sentirás
  cuando las tengas.


 

Para la primer escena, quiero que simplemente disfrutes la
  intimidad básica pero totalmente en tus términos. Piensa en un gran surtido
  de comidas que nunca has probado, y que estás allí para probar a tu propio
  ritmo y decidir qué es lo que funciona y que es lo que no funciona.


 

Acércate a él, pero no dejes que te toque. Haz que ponga sus
  manos detrás de su espalda o en su cabeza, y pasa un tiempo tocándolo en las
  formas en que te place hacerlo. Cuando lo beses, que seas tú la que controla
  el beso.


 

Todo el tiempo, presta atención a sus reacciones. Está nervioso?
  Está excitado? Parece un adolescente? Cómo te hacen sentir esas reacciones?
  Qué se siente ser la persona que provoca todo eso?


 

Hay algunas cosas sutiles naturalmente femeninas que indican
  autoridad sin ser desagradables. Piensa otra vez en esas poderosas mujeres
  que encuentras admirables.


 

Cosas como el contacto visual directo, hablar lenta y
  claramente, y ser directa son todas maneras de comunicar poder y control pero
  no son desagradables. Antes de besarlo, dile "Abre tu boca para
  mí".


 

Si quieres experimentar un poco con actitudes más controladoras,
  piensa en darle más reglas para que siga. Ponlo en una posición y haz que se
  quede así. Da órdenes a menudo, pero órdenes que sean naturales. Cosas como
  "Mírame" o "ven aquí" o "quédate sentado".


 

Ahora, te sugiero que seas un poco cruel. Sólo para ver cómo se
  siente.


 

Olvídate una vez más de los estereotipos. En cambio, practica lo
  que significa ser un poco cruel, de manera sexy, y observa que reacción te
  provoca. Puede que te guste, puede que no.


 

**


 

Te daré algunos buenos ejemplos de cosas crueles y sensuales que
  puedes hacer. Estas son cosas que adopté cuando era una adolescente, hay
  cosas que aún hago y que aún tienen una carga sensual para mí.


 

Una cosa simple que puedes hacer es tirar de su pelo. Ahora, no
  quiero decir que le des un tirón brutal. En cambio, mueve tus dedos en su
  pelo afectuosamente y observa cuidadosamente su reacción. Puede que esté
  mirándote con adoración. Puede que aún esté un poco nervioso porque él sabe
  que pasa algo.


 

Aprieta tu puño suavemente hasta que te des cuenta que tira un
  poco, y observa su reacción. Recuerda que no lo estás matando. Los hombres
  son fuertes. hacen tackles y se divierten, recuerdas? Esto es tirar el pelo
  un poco. Probablemente te duele más a tí que a él.


 

Pero el hecho de que se lo hagas tú a él, esto es lo que lo hará
  reaccionar. Adoro las reacciones. Mira sus pies. Mira lo que hace con sus
  manos. Escucha los sonidos que hace. Observa su expresión. Si separa sus
  labios, aprovecha y bésalo. Mantén su cabeza de esa forma y bésalo
  posesivamente.


 

Cómo te hace sentir esto? Bien, verdad?


 

Otras cosas sensualmente crueles son las mordedoras en varias
  partes de su cuerpo. Se comienza afectuosamente y aumenta hasta que se
  tranforma en ligera incomodidad. El cuello y la parte interior del muslo son
  partes especialmente vulnerables.


 

**


 

Entonces cuando un hombre muestra valor hacia la mujer que
  adora?


 

La respuesta es obvia: hasta que tiene que quejarse porque su
  pelo le duele.


 

**


 

Una de las cosas más importantes acerca de la dominación pero
  que frecuentemente se pasa por alto es: si disfrutas algo, que él lo sepa.


 

Esto es crucial. Es crucial por varios motivos:


 

1. Comunica tu comodidad con el rol. Una mujer cómoda con poder
  y sexualidad hace que un hombre sea dulce.


 

2. Comunica que lo estás claramente haciendo por tí, no por él.


 

3. Le da el feedback que él necesita para reaccionar en las
  formas que te gustan. Espero que preste la debida atención.


 

Si algo te excita, dilo. "Esto realmente me excita".


 

Una mujer excitada no es encesariamente una mujer débil, es una
  mujer que puede admitir que está excitada, y es una mujer cómoda con su
  sexualidad.


 

Si disfrutas algo de él, y ese algo tiene algo de sumisión,
  díselo muy claramente. Por ejemplo: "que bien se te ve cuando estás
  desamparado" o "me gusta la forma en que te estremeces".
  Comunicando esto, también comunicas que disfrutas de la situación, y
  refuerzas que encuentras placer y comodidad en tu nuevo rol.


 

Otra forma de remarcar tu dominación es haciendo una observación
  sobre su situación. Muestra que te das cuenta, y eres la causa, de su
  desamparo. Puedes decir cosas como "no puedes moverte, no?" o
  "eso duele, no?". Estas son cosas obvias para ambos, pero
  diciéndolas las haces más visibles.


 

FUENTE: http://dominacion.blogspot.com/