SENTIDO DEL PROTOCOLO

17.04.2014 13:38

SENTIDO DEL PROTOCOLO.

El protocolo es una forma de paralenguaje, cuya función primordial
es trasmitir significantes. En otras palabras, en un sentido primario, la función
del protocolo es comunicar algo.

Haciendo una visión menos abarcativa, el protocolo dentro del BDSM
tiene una doble función: Una hacia afuera, y otra hacia adentro, es decir una
social y otra intima.

La función social tiene un sentido practico, sirve para evitar
confusiones y malos entendidos, para organizarnos, para evitar perdidas de
tiempo, frustraciones y otros daños, como lo veremos al analizar cada tipo de
protocolo.

La otra función tiene un sentido estético, sirve para hacernos
experimentar sensaciones y sentimientos especiales, para ponernos en clima,
para ayudarnos a disfrutar.


PROTOCOLOS: ACTITUDES.

Tanto para sumisos como para Dominantes, es necesario tener una
permanente actitud de corrección y educación.


El recato, la paciencia, la atención y humildad deben verse representadas en
todas las actitudes sumisas. El tono de voz y los movimientos deben evitar toda
brusquedad.

Los Dominantes deben evitar el egocentrismo y la ostentación. Será
necesario que su tono de voz y sus movimientos sean acogedores, contenedores,
enérgicos y pausados.


PROTOCOLOS: COLLARES.

El collar es para un sometido, asi como para su Amo, motivo de
orgullo. Ha costado a ambos esfuerzos, sacrificios y renunciamientos. Han
transitado por un dificil y hermoso camino, y ese collar, da a conocer ese
maravilloso vinculo ante la comunidad, esta asi mismo, debe respetar ese collar
que avisa que ese sumisa ya tiene Dominante y que su busqueda por ahora a
terminado.

Collares fisicos.

* collar de prueva: cuando pasada la etpapa de conocimiento, el
sumiso suplica, al Dominante pertenecerle, éste, le da una gargantilla, pulcera
o anillo de madera como collar de prueba.

*Collar definitivo de sumiso: Cuando pasada la etpap de prueva el
sumiso es aceptado definitivamente por el Dominante como suyo, éste le regala
una gargantilla, pulcera o anillo de cuero, como collar definitivo,  con
la marca o nombre del dueño.

*Collar defiitivo de esclavo: Si el sumiso es aceptado
definitivamente como esclavo, recive una gargantilla pulcera o anillo de metal
continuo (no con eslabones, cuentas, ni facetado), con la marco o nombre de su
dueño

Uso de anillos

El uso de anillos debe hacerce con precaucion buscando siempre que
los motivos sean significativos para esta disciplina y no se confundan con una
alianza vainilla, salvo que ademas, los integrantes del vinculo D/s vivan
realmente una relacion vainilla paralela. Se debe ser muy cuidadoso, con los
significantes que se trasmiten con obsequios y actitudes para no herir la buena
fe de nadie y evitar malos entendidos, ya que mas alla de lo que se hable
esplicitamente estan los sentimientos que uno pueda hacer experimentar al otro.

Collares virtuales

Si el sumiso se encuentra en periodo de prueva llevara al final de
su nick unas llaves vacias, de esta manera: ana{}. A esto de llama collar de
prueba.

Si a finalizado el periodo de prueva y el Domiante a decidido
recibir y adoptar al sumiso como suyo, entonces, finalizando el nick del sumiso
escribira entre las llaves de uno a tres caracteres que son la marca distintiva
y particular de ese Dominante, la cual habra tomado la precaucion de registrar
en dibersos foros del ambiente, se vera, por ejemplo, asi: anaGST} a esto se le
llama collar definitivo.

Algunos Dominantes hacen que sus sometidos escriban el nombre
completo de sus Dueños en el collar de esta manera: ana{GASTON}, pero esto
puede ser interpretado como un gento de ostentacion y ademas es visualmente
agresivo y antiestetico.

Otras formas menos
difundidas son:

1.-ana sumisa de GASTON : Inpractico por su excesiva extencion.

2.-anaGST: Al no estar entre las llaves la sigla no queda claro si
responden a un collar o a alguna otra cosa.


PROTOCOLOS: DERECHO A RECIBIR Y DIRIGIR LA PALABRA.

Estos protocolos no suelen ser tomados en cuenta en chats poco
serios, pero son de suma importancia en chats del ambiente y foros temáticos.
No respetarlos puede ser tomado como una falta de respeto por las personas
experimentadas... o al menos deja en evidencia la falta de experiencia del que
los desconoce.

Lo que corresponde en general es que el Dominante hable con
libertad con otros Dominantes, y el sumiso lo haga con otros sumisos.
Dominantes y sumisos pueden intercambiar mensajes públicos con libertad cuando
se debate un tópico o se conversa para socializar.

Entre Dominantes y sumisos, cuando el fin es encontrar un
compañero, lo que corresponde es que el Dominante sea quien inicie el diálogo.
Si un sumiso está interesado en un Dominante, no debe dirigirse a El, y mucho
menos por canal privado o mensaje privado, sino que debe estar atento a los
intereses de esta persona y esforzarse por ganar su atención. Si realmente
necesita dirigirse a El, deberá pedir permiso en público con mucho respeto.

Si un Dominante desea abrir diálogo con un sumiso de su interés,
deberá hacerlo en público, y en público deberá pedir permiso para pasar a canal
privado o msn.

Al presentarse saludará, dirá su nombre o su nick, explicará que
es Dominante y que está interesado en iniciar un diálogo, mas o menos:
"Buenas tardes, soy Gastón, Dominante. Estoy buscando sumisa y me gustaría
charlar un rato con vos si estás interesada en conocerme."

Ningún buen Dominante empieza enviando un privado, dando órdenes o
insultando.

Ni Dominantes ni sumisos pueden demandar respuestas, invadir con
muchos mensajes sucesivos, y sobre todo, para cualquier persona en cualquier
lugar, hay tres frases de oro: "Por favor", "Gracias",
"Perdón". Saludar siempre al iniciar una conversación y al retirarse.
Que la primera frase no sea una pregunta, que la charla no sea un
interrogatorio.

Desconfiá de la gente que primero pregunta por la edad, la
apariencia o pide foto o cam como prioridad. No es eso lo que estás buscando.

Ningún Dominante puede enviar un mensaje privado a un sumiso con
collar sin pedir autorización a su Dueño, y ningún sumiso con collar debiera
aceptarlo. En estos casos el sumiso actúa como le haya indicado su Amo: o bien
no responde el mensaje, o bien lo contesta él mismo o su Dueño explicando educada
pero firmemente al desubicado cuál ha sido su error.


PROTOCOLOS: MARCAS


Branding y Body Art

Algunos Dominantes gustan de que los suyos ostenten tatuajes,
marcas de fuego, implantes o piercings. Es una forma de portar el collar, mas
frecuente en esclavos que en sumisos, ya que el vinculo D/e suele ser
estadísticamente mas largo que el D/s. Se valora que el esclavo sufra la
tortura del dolor por llevar en su piel la marca de su Amo, o cualquier
ornamento que agrade a este.

Sin embargo hay que ser muy precavido en este tema, ya que un
pilar que el Dominante debe tener en cuenta, aun si posee a su pareja vainilla,
es que su camino debe poder iniciar otra relación D/s al finalizar esta. y por
mas que el Amo actual no podrá borrarse del alma y la historia de ese sumiso,
puede ser doloroso para el y para su futuro Dueño el encontrar las marcas del
Amo anterior al recorrer el cuerpo del sumiso.

Estas son decisiones definitivas, muy intimas de cada relación y
que deben tomarse con cuidado para no arrepentirse después.

Para algunos Dominantes, el sumiso es hermoso tal y como es, y
valora que el cuerpo de este no ostente otras marcas que las que el propio Amo,
lo imprime duramente las practicas en cada sesión.


PROTOCOLOS: NOMBRES Y NICKS.

Para una persona que toma el BDSM seriamente, es muy probable que
el psudónimo que haya elegido para darse a conocer frente a la comunidad del
ambiente sea tanto o mas real y significativo que el nombre que figura en su
documento de identidad, por que la describe o por que le fue dado por alguien
muy importante para ella.

Este nombre puede conocer detalles que lo identifican, como por
ejemplo su edad (ana27, gaston1979), un aspecto de su personalidad (sumisa27,
curioso1979), de esta manera los nicks pueden ser muy creativos.

Sin embargo algunos aspectos en la elección del Nick no están
librados a la creatividad, si no que están consensuados en la mayoría de las
comunidades BDSM del mundo, y justamente obedece a este doble propósito del
protocolo, practico y estético, para que sepamos rápidamente la condición de la
persona con quien hablamos.

Los Dominantes y Dominas: Escriben su nick al menos con la inicial
en mayúsculas, por ejemplo: Gastón, de esta manera, todos sabrán que esta
persona tiene tendencia a la Dominación. Otros Dominantes, por ejemplo no
perderán el tiempo en contactarlo si lo que buscan son sumisos. Además de el
uso de la mayúsculas brinda una estética compatible con la imagen de fuerza que
se pretende brindar es estas relaciones de intercambio de poder.

Algunos lo hacen totalmente en mayúsculas (GASTON), pero eso puede
entenderse como un acto de prepotencia, y para mi gusto personal el uso de
mayúsculas en todo el nick es agresivo visualmente y por lo tanto antiestético,
pero sobre gustos...

Los sumisos, sumisas, esclavos y esclavas: Escriben su nick al
totalmente en minúsculas, por ejemplo: ana, de esta manera todos sabrán que
esta persona tiene tendencia a la sumisión, despertara el interés de los
Dominantes, sin causar frustraciones a otros sumiso. Además el uso de
minúsculas ayuda a reforzar la idea de pequeñez, fragilidad u humildad propia
de los sumisos.

El cambio de nicks: Es probable que cuando un sumiso es aceptado
por un Dominante, este le de un nuevo nombre.

Este nuevo nombre es algo preciado y precioso para ambos. Es un
nombre real que simboliza el grado de intimidad, confianza, y complicidad que
hay entre ellos. Cuando el Dominante pronuncia este nombre le dice al sumiso:
"Yo sé quien sos y lo sé como nadie mas lo sabe, yo te conozco por este
nombre, por que te conozco como nadie mas te conoce. Sé todo de vos, todo lo
que todos saben y mas. Todo lo que vos sabes y mas. Yo sé quien sos y por eso
te poseo".

Cuando el sumiso escucha al Dominante llamarle por el nombre que
le dio siente que esta persona lo conoce hasta en su fibra mas intima, y que lo
posee tanto que hasta su nombre le pertenece.

En el momento en que el sometido recibe su nuevo nombre es como el
final y el principio de ciclos de su vida. Marcara para él, un antes y un después.

Para un SwItCh el tema de identificarse a través del nick no está
del todo generalizado. Existen básicamente tres formas:

a) Doble inicial: Aana

b) Mayúsculas y minúsculas alternadas: AnA

c) Doble nick: lila o Ana alternativamente según el caso, lilaAna,
lilaANA, Ana / lila, Ana = lila

La fórmula que involucra el signo igual ha sido ideada por
arkeosophia{A73} = Cerlina con ciertos fundamentos. Las primeras dos fórmulas
son un tanto antiestéticas, y emplear diferentes nicks en distintas ocasiones
puede no ser muy honesto. Yuxtaponer los nombres o utilizar barras puede dar a
entender la predominancia de una de las dos tendencias, pero el igual da idea
de la dialéctica (tesis = sumisión, antítesis = Dominación) que se sintetiza en
la persona del SwItCh como un ser orgánico e integral, que es a la vez ambas, y
a la vez un todo más complejo que sólo la suma de ambas, que cada pulsión
necesita igualmente alivio para mantener el equilibrio y bienestar de la
persona que las siente, que estará incompleta y no será plena si no satisface
alguna de ellas.

El inconveniente de este tipo de fórmula es que no en todos los
canales se acepta el "=".


PROTOCOLOS: CONSENSO.

Un protocolo frecuente al inicio de cada relación es la
elaboración de acuerdos, e inclusive de contratos escritos, sin valor legal
pero de mucho aprecio para los integrantes del vínculo, estableciendo a qué se
compromete cada parte, y qué protocolos y límites serán considerados.

Volveremos sobre esto en el artículo sobre límites.


PROTOCOLO: DEPILACIONES.

Algunos Dominantes gustan de depilar o hacer depilar a sus
sometidos según las formas que más prefieran. En algunos vínculos estas
depilaciones tienen la función de señalar pertenencia, por ejemplo dibujando
sobre el cuero cabelludo la marca del Dominante; de exponer a su sumiso, ya que
para algunos la desnudez completa pasa por retirar hasta la última pilosidad
del cuerpo, incluyendo cabeza, cejas y pestañas; o de humillar al sumiso
obligándolo, por ejemplo, a llevar cortes de cabello ridículos.

Para otros Dominantes el, el pelo es parte de su morbo o fetiche.
Consideran el pelo como parte del cuerpo del sometido y parte de su desnudez y
su belleza. Permiten en quienes son suyos las depilaciones mínimas indispensables
para mantener la higiene y para no dañar la imagen social de éstos, como por
ejemplo piernas y axilas en las mujeres. Otros Amos no permiten ni siquiera
esto.


PROTOCOLO: DERECHO A DIRIGIR LA MIRADA.

En general los sumisos no deben mirar a los Dominantes a los ojos,
sino que deben permanecer con la cabeza baja en su presencia, tanto en
intimidad como en sociedad.

Hay Dominantes que prefieren encontrar ellos mismos el momento
para mirar a los ojos a sus sumisos, y ejercer así Dominación visual.

Otros Amos permiten a sus protegidos mirarlos a la cara cuando
sientan la necesidad de hacerlo, ya que de esta manera el vínculo entre ambos
se afianza.


PROTOCOLOS: DERECHO AL TACTO.

En reuniones del ambiente, ningún Dominante, por muy reconocido
que sea, puede someter, ni siquiera tocar a un sumiso que no es suyo, salvo
permiso del Dueño.

Aún en la intimidad se suele emplear el protocolo del tacto
durante el período de conocimiento, por el cual, un Dominante no puede tocar al
sumiso de ninguna forma, ni para saludarlo, sino hasta después de la súplica,
cuando el sumiso es puesto a prueba.

De la misma manera, finalizada la relación y después de que el
sometido ha entregado su collar, el Dominante ya no puede volver a tocarlo.
Esto evita que en encuentros amistosos posteriores, un saludo lleve a una
caricia, ésta a un beso y éste a una sesión. Se protege de esta manera la
lealtad debida a otras personas que puedan estar relacionadas con ellos en
actualidad, y procurando no confundir los sentimientos de las partes.


PROTOCOLOS: LA PALABRA DE SEGURIDAD.

Es muy importante que Dominantes y sumisos se pongan de acuerdo en
un código que aportará seguridad a la sesión. Es frecuente que merced a la
dureza de las prácticas el sumiso suele gritar, decir "no", intentar
zafarse por reflejo, sin que su verdadera intención sea detener lo se le está
haciendo.

En otras ocasiones el sumiso realmente quiere detener la práctica
que se está desarrollando en ese momento porque realmente no soporta más.

Para evitar confundir estas situaciones se consensúa una palabra
denominada "de seguridad", que el sumiso utiliza cuando
conscientemente quiere hacer notar al Dominante que llegó a su límite.

En general se establecen tres señales, una que detiene la
práctica, otra que detiene totalmente la sesión y una última (una frase larga)
que sirve como clic para retornar al sumiso que ha caído al subspace al estado
de vigilia, aunque este recurso no siempre es eficaz, como se verá más adelante
en un artículo dedicado especialmente a este tema del subspace y el Domspace.
Es posible que cuando se está llegando al subspace, el sumiso no sea capaz de
pronunciar la palabra de seguridad, sino que sufra un trastorno de discalculia
por el cual se sienta capaz de cosas que van más allá de sus límites. En estos
casos el Dominante debe estar atento y detenerse sin ningún aviso, cuando lo
crea necesario, prefiriendo siempre pecar de apurado antes de seguir de largo a
riesgo de la salud de su sometido.

También es importante tener en cuenta que no siempre el sumiso
podrá hablar, puede por ejemplo, estar amordazado. Para este tipo de
situaciones será necesario acordar una señal corporal.


PROTOCOLOS: POSTURAS.
Para las sesiones públicas o privadas, o sólo para permanecer junto a su Amo en
compañía o en intimidad, se puede esperar que los sumisos y esclavos adopten
posturas que indiquen su rol, nivel, y que guarden cierta belleza estética. Los
Dominantes pueden aprender a identificar qué posturas son de su mayor agrado
experimentando con quien es suyo, observándolo y empleándolo como material y
motivo de una composición estética que incluye la figura como protagonista
(cuerpo del sumiso desnudo o ataviado) y el fondo (sitio en que tiene lugar la
sesión, con sus ornamentos y particularidades ambientales). Los sumisos también
pueden explorar la belleza particular de sus cuerpos asumiendo posturas frente
al espejo y ofrecerlas luego a sus Dominantes. Finalmente serán Estos los que
decidan qué protocolo postural será adecuado en cada momento dado.

.- Entre las posturas más frecuentes que los Dominantes suelen
enseñar a sus sumisos y sumisas, se encuentra la adopción de elementos
gestuales que expresen el ofrecimiento y disponibilidad hacia el Amo, como por
ejemplo mantener, parados o sentados, los pies separados unos veinte o treinta
centímetros, los brazos al costado del cuerpo, sobre el regazo o a la espalda
sosteniendo cada mano por el antebrazo de la otra, los labios permanentemente
entreabiertos, la cabeza inclinada hacia un lado, ofreciendo la mejilla, es
decir, que el sumiso no puede cruzar piernas, ni brazos, cerrar completamente
la boca ni erguir la cabeza en presencia de su Amo.

.- Existen posturas de mayor exposición, como permanecer desnudo,
de pie, con las piernas abiertas y las manos entrelazadas por detrás de la
cabeza, que permite el acceso del dominante a todo el cuerpo del sumiso, u
otras de mayor humillación y rendición, como postrado con la frente en el
suelo, los brazos tendidos y las palmas hacia arriba, genuflexo o en cuclillas,
o bien arrodillado con la cabeza hacia atrás y las manos en la nuca en señal de
ofrecimiento y espera, la cabeza inclinada hacia abajo, en señal de sumisión y
recogimiento, o con los brazos elevados y las palmas abiertas, postura clásica
de adoración (esta postura es especialmente hermosa en las mujeres, ya que
realza los pechos).

.- Otras convienen más al uso social, como sentarse a los pies del
Amo durante un coloquio o una comida.

.- Hay posiciones que son preferibles por su practicidad y
comodidad para ambos a la hora ejercer algunas prácticas como tenderse boca
arriba o boca abajo.
Doy aquí algunos ejemplos de comunes en la práctica clínica:

Decúbito supino y sus
variantes
(boca arriba con las rodillas flexionadas): esta posición permite
la exploración abdominal sin tener que movilizar al sumiso y permitiendo un
acceso sencillo al periné y a la región anorrectal.

Decúbito lateral o
dorsal
(posición fetal): preferida por algunos por ser la más cómoda en
personas debilitadas o a las que por alguna causa se les dificulte la posición
genu-pectoral. Además la consideran menos violenta ya que no se sienten tan
vulnerables por lo que es recomendable con novatos. El sumiso se coloca en
decúbito lateral izquierdo, con caderas y rodillas flexionadas y formando un
ángulo el tronco con los muslos hacia el borde de la cama, en el que se situará
el Dominante. Puede ser de ayuda colocar una pequeña almohadilla debajo de la
cadera izquierda. Es interesante para realizar exploraciones y penetraciones
con contacto físico intenso (cucharita)

Posición genu-pectoral
y sus variantes
(Cuatro patas o perrito): para la mayoría es la más
conveniente. El paciente se coloca de rodillas sobre la cama o el piso, separa
las rodillas y apoya los hombros y la cabeza (frente o una mejilla), intentando
conseguir la mayor lordosis lumbar posible. Existe la variante de pie apoyando
los antebrazos en el borde de la cama o algún otro mueble e inclinando el
tronco hacia delante. Esta es una posición muy cómoda para penetraciones
vaginales, anales, azotes, spank y otras tantas prácticas.

No hay clasificación ni límite posible a la cantidad de variantes
y combinaciones que pueden encontrarse, sólo debe tenerse en cuenta en cada
caso las razones prácticas y estéticas que deben tomarse como parámetro, y el
tiempo y el esfuerzo que deberá invertir el sumiso, para evitar malas posturas,
calambres, entumecimientos contracturas o lesiones de diverso grado.


PROTOCOLOS: RITUALES Y CEREMONIAS.

Contribuyen a brindar una estética muy especial y a crear un clima
único.

La diferencia entre un ritual y una ceremonia, es que el primero
se repite con cierta regularidad mientras que la segunda es un
acontecimiento único.

Algunas ceremonias, las más significativas, han sido descriptas en
el articulo "las etapas".

Rituales de diverso tipo surgen de la convivencia dentro de cada
relación y de cada comunidad.


PROTOCOLOS: TRATO FORMAL:

TRATO FORMAL

Está mas o menos generalizado en el ambiente que todos los sumisos
empleen trato formal (de Usted) con todos los Dominantes. Esto les da además a
los sumisos la oportunidad de retirar este trato para con aquellos dominantes a
quienes por alguna causa les han perdido el respeto, y es una forma sutil y
ubicada de expresar su parecer de una forma no ofensiva.

Sin embargo hay sumisos que solamente tratan de Usted a su propio
Amo, quienes lo dejan estrictamente dentro de la sesión y quienes no lo
practican nunca. Esto es muy íntimo de cada vínculo.

Emplear trato formal hacia un Dominante es una íntima desición del
sumiso, lo hace cuando lo siente e su interior, y cuando cree que el Dominante
lo merece. Un buen Dominante nunca exige este tipo de trato, sino que lucha por
ganarlo.


PROTOCOLOS: VESTIMENTA Y MAQUILLAJE.

Algunos Dominantes gustan de exigir a sus sumisos que se vistan y
se maquillen de determinada manera.

Por lo general se piden vestimentas sencillas fuera de las
sesiones. En las mujeres se suele exigir el uso permanente de polleras, sin
ropa interior. Durante las sesiones se les puede exigir lencería, bijou o
cualquier fetiche del agrado de su Dueño.

Es indispensable en las reuniones eso si, el uso del collar según
el caso.

El BDSM, como se ha dicho, esta emparentado con la cultura
leather, y el cuero, el látex y el neoprene son de uso frecuente por parte de
los Dominantes. Sin embargo estos son acuerdos internos dependientes del gusto
de los integrantes de cada vínculo.


PROTOCOLOS: UBICACIÓN.

El sumiso con supremacía se ubica a la derecha del Dominante al
sentarse, y en la misma posición, un paso atrás al caminar.

El resto de los sumisos del harem se irán ubicando a derecha o
izquierda según sus merecimientos.

Los esclavos se sientan en el suelo junto al Amo, y caminan detrás
de Él.

FUENTE: http://groups.google.com.ar/group/i[....]e-un-protocolo?hl=es%3Ftitle%3DBDSM