EL MIEDO

17.04.2014 16:52


El Miedo


Para comenzar todos sabemos lo que es el miedo porque en algún
momento de nuestras vidas lo hemos sentido, tanto sea al que llamamos
simplemente miedo como a los que nombramos indiscriminadamente como temor,
fobia, terror, pánico etc. Aunque todas estas palabras signifiquen en
realidad cosas diferentes.
 
  Por ellos y para no caer en términos académicos ni filosóficos que van mas
  allá del BDSM he decidido dividir al miedo en dos tipos, el Miedo Movilizante
  y el Miedo Paralizante.
 

  El sentir miedo no es malo y en muchos casos suele ser favorable para las
  personas que lo padecen, tanto sea para una sesión o para detectar si estamos
  frente a un abusador, es por ello que es bueno saber diferenciarlos.
 
  Una de las características son :
 
           
  · Como se engendra el miedo
  · La reacción que  tiene la persona que lo padece 
  · El momento en que desaparece.

 
  En el BDSM El miedo es una de las herramientas que utilizan muchos
  dominantes, por ello un sumiso/a puede temer a muchas cosas pero nunca al
  Amo/a, puede temer a todo lo desconocido, a algo nuevo que va a experimentar,
  al castigo (no solo por el dolor físico si es corporal, sino también por el
  dolor psíquico que causa el disgustar a su dominante) Pero nunca al dominante
  y sus reacciones.  
 

 

Engendración Del  Miedo



 

 
 

  Miedo Movilizante: Esta situación se presenta cuando sucede en
  el afuera una situación peligrosa que si bien puede no ser peligroso, el
  individuo lo siente como tal. Ósea que la percepción es la que alimenta a
  este miedo.
 
  · Un ejemplo en el BDSM: Si en una sesión el dominante tiene al sumiso/a
  atado, con los ojos vendados e inclusive sin la posibilidad de escuchar
  sonidos, por lógica sentirá este tipo de miedo. Su cuerpo estará expectante
  frente a los movimientos de su dominante. 
 
  Miedo Paralizante: Es generado a raíz de una situación de peligro inventada
  por el pensamiento, si bien puede ser que en algún momento suceda esa
  situación no esta ocurriendo en el momento presente. Ósea que la imaginación
  alimenta a este miedo.
 
  · Un ejemplo en el BDSM: Si el sumiso/a es castigado por cualquier cosa y sin
  motivo alguno llega a un punto en que comienza a dudar antes de hacer
  cualquier cosa o emitir alguna palabra, perdiendo el limite de lo que esta
  bien y lo que esta mal, comenzando a sentir hasta las cosas mas claras y
  normales como equivocas.
  En este caso no se juega el respeto y el cuidado que debe tener el sumiso/a
  frente a su dominante, sino que la obediencia viene por el miedo de la
  reacción del dominante, siendo una forma de parar los comportamientos
  irracionales o los castigos injustos.
  Luego de imaginar el enfado de su dominante comienza a imaginar las
  consecuencias que sufriría si su dominante se enfureciera por dicho acto,
  temiendo ya no solo al castigo sino también a su dominante, terminando el
  sumiso/a en un estado de duda tal que no se atreve a hacer ni decir nada.

 

Reacción de la  Persona que lo padece.


 
 


  Miedo Movilizante: Es una respuesta natural y absolutamente sana
  frene a un peligro, desembocando en una sensación de inquietud y movilización
  que se conoce con el nombre de R.B.A. (Reacción Biológica de Alarma)
  produciendo una sustancia que se conoce con el nombre de adrenalina y una
  movilización de energías las cuales ponen al cuerpo en un estado de
  excitación para enfrentarse al peligro.
 
  · Ejemplo en el BDSM: El miedo, al ser sentido en una sesión, causa una
  avalancha de adrenalina en el cuerpo humano dejando a la persona sexualmente
  excitada, si a esta sustancia le combinamos o juntamos la endorfina que es
  descargada por el cuerpo humano al sentir el dolor se incrementa aun más la
  excitación, creando una gran sesión para las personas involucradas e
  intensificando las respuestas de los participantes. 
 
  Miedo Paralizante: Este estimulo imaginario se llena de dudas la cual lo va
  llevando a la indecisión y al mantener esta situación se transforma en
  parálisis, no solo que el individuo no sabe que hacer, sino que no sabe como
  hacerlo, siente que no puede hacer nada y le faltan las fuerzas necesarias,
  terminando en un estado angustiante.
 
  · Ejemplo en el BDSM: El sumiso/a a raíz de toda esta imaginación (que puede
  ser real y suceder, pero en ese momento lo esta imaginando) comienza a dudar
  de todo, hasta de su propia lógica de lo que esta bien y lo que esta mal.
  Cayendo en una indecisión de sí actuar o no, su imaginación se incrementa
  pensando en las consecuencias de lo que sucedería si su dominante se enojara,
  sus dudas e indecisiones se incrementan por esta vía y el sumiso/a comienza a
  dejar de hacer o decir se "paraliza", encerrándose en si mismo,
  imaginando aun mas y llenándose de mas dudas y miedos. Llegando a una
  parálisis total de su persona.


Momento que  Desaparece

 
  
   
Miedo movilizante: Se agota con la desaparición del peligro y
con la construcción que levantan los mecanismos de defensa.
 
  · Ejemplo en el BDSM: Cuando termina la sesión, el castigo o la charla. 
 
  Miedo paralizante: No termina, todo lo contrario se va incrementando, la
  persona comienza a percibir todo lo inofensivo como ofensivo lo cotidiano como
  extraño y lo inocuo como dañino
 
  · Ejemplo en el BDSM: No termina, se incrementa. 
  
 

NOTA: Recuerde
  que la única forma de salir de este miedo paralizante es la acción. Primero
  debe reconocer si esta frente a un abusador, No se eche la culpa, acomode aquellos
  pensamientos que le fueron anulados, reencuéntrese consigo mismo y hágase
  cargo de su propia vida y su futuro, luego decida si quiere seguir viviendo
  en ese estado angustiante o volver a tomar las riendas de su vida.


 

FUENTE: https://sayha.iespana.es/bdsm.htm